<nutrición>

POR: LIC. EN NUTRICIÓN GEORGINA ABRATTE. MP. 3715

El peligro de las dietas milagrosas


La alimentación va cambiando con los años, hoy en día se le dá mucha importancia a los alimentos que consumimos, y cada vez son más las personas que se preocupan por cuidar su salud y su figura. Pero en algunas ocasiones, influenciados por los medios de comunicación y los ideales de belleza imposibles de alcanzar, buscan soluciones mágicas o milagrosas con el objetivo de bajar de peso.
Las dietas milagrosas, son aquellas que prometen un resultado exitoso en un corto tiempo, es decir, perder "X" cantidad de kilos en una semana, en quince días o en un mes. La mayoría va acompañada de algún mito alimentario (las harinas son malas, no hay que mezclar proteínas con hidratos de carbono, no debo comer fruta por la noche, debo eliminar los lácteos y las carnes, etc.). Algunas de las más conocidas son: la dieta detox, la dieta disociada, la dieta dukan, la dieta paleo, entre otras.
Este tipo de dietas, no suelen contar con evidencia científica que las respalde, muchas veces son recomendadas por famosos y pueden resultar perjudiciales para la salud.
Tanto las dietas hipocalóricas como las que eliminan por completo algún grupo de alimento son peligrosas, pueden generar carencias de nutrientes fundamentales para nuestro organismo (calcio, hierro, vitamina B12) como así también excesos de éstos, por ejemplo: de proteínas causando daños renales, o de grasa provocando aumento en los niveles de colesterol. También generan pérdida de masa muscular y agua, y el famoso "efecto rebote".
Este último es la recuperación de los kilos perdidos y se produce ya que no hay una reeducación alimentaria, es decir, no se adquieren nuevos hábitos alimentarios y no se aprende a comer; una vez que se vuelvan a consumir los alimentos que se restringieron o regresen los hábitos anteriores a la dieta, volverá la ganancia de peso.
Para un descenso de peso exitoso y sostenible en el tiempo, no sirve con pasar hambre o probar soluciones mágicas, ya que no existen.  Lo ideal es cambiar hábitos para poder llevar una alimentación saludable, la cual debe incluir todos los grupos de alimentos (Cereales y legumbres, lácteos, frutas y verduras, carnes y huevos, azúcares y dulces, grasas y aceites) en porciones adecuadas y realizar alguna actividad o ejercicio placentero 30 minutos al día.
"Si las dietas funcionan, ¿Por qué terminas haciendo una cada año?"

Lic. en Nutrición
Georgina Abratte. MP.3715

Lugares de atención:
*Inst. Med. de Especialistas
Pellegrini 485, San Nicolás
Tel. 4423856 / 4423878
*Acunar, Esp. Terap. Recreativo
L.Córdova 204, La Emilia
Tel. 0336-154240611

Facebook:
Lic. en Nutrición Georgina Abratte