<salud>

NUTRICIÓN

Alimentación saludable, actividad física y prevención de enfermedades


Ciertas enfermedades tales como hipertensión, cáncer, diabetes, sobrepeso, obesidad, etc; desafortunadamente están aumentando en todo el mundo. Sin embargo, también están entre las más evitables, es decir: las podemos en gran medida prevenir llevando a cabo un estilo de vida saludable disminuyendo los factores de riesgo como el sedentarismo, alimentación inadecuada, el hábito de fumar, exceso de peso, presión arterial alta, colesterol y triglicéridos altos.
-La actividad física reduce el riesgo de enfermedad coronaria, disminuye los valores de colesterol y triglicéridos, contribuye a mejorar el control de la glucemia de las personas con diabetes, colabora en la disminución de peso.
-La alimentación saludable es muy importante para mantener la buena salud a lo largo de toda la vida, contribuyendo así prevenir dichas enfermedades. En un dieta NO equilibrada encontramos alto consumo de azúcares, dulces, bebidas azucaradas, alto consumo de grasas especialmente de origen animal, alimentos que aportan muchas calorías, alto consumo de alcohol, sal y de alimentos fritos y al mismo tiempo, encontramos bajo consumo de agua, de frutas, verduras, legumbres, carnes magras, huevo, lácteos descremados y cereales integrales.
Y es aquí donde viene el no equilibrio en nuestra dieta, ya que si pudiéramos disminuir un poco el consumo de lo "menos saludable" y aumentar el consumo de los "más saludable" podríamos llevar a cabo una alimentación variada y sana (donde estén presentes todos los grupos de alimentos en forma moderada y proporcional según la necesidad del organismo) que resulte en buena calidad de vida sin riesgos para la salud ni para contraer enfermedades.
Y así podríamos decir que: ni la sal es la que produce la hipertensión ni que la manteca produce aumento de colesterol ni que el pan causa obesidad ni que el azúcar la diabetes, sino el problema sería no poder equilibrar la balanza con los más y menos favorable para nuestro organismo.
Se recomienda entonces incluir en la alimentación más agua, más frutas y verduras, más legumbres, más cereales integrales, dentro de las carnes consumir más pescado, utilizar poco aceite para cocinar  y preferir grasas de origen vegetal, que encontramos en el aceite, las semillas, las frutas secas, aceitunas, palta, etc.
Como conclusión se sugiere poder lograr un estilo de vida que promueva la salud y nos ayude a prevenir enfermedades, a través de hábitos de alimentación saludables y llevando una vida activa (no sedentarismo) para lograr en conjunto una buena calidad de vida. Cabe resaltar que la expectativa de vida en el ser humano ha aumentado, entonces el desafío a plantear entre todos los seres humanos podría ser no sólo vivir más años sino mejor; AGREGAR CALIDAD DE VIDA A NUESTROS AÑOS y vivir con salud y sin enfermedad  para poder tener nuestro paso por la vida de una manera más cómoda, placentera al llevarlo con salud!

María Belén Gómez
Licenciada en Nutrición.
MP 1714
Tel: (0336) 154207351