<derecho>

DRA. M. FLORENCIA GONZÁLEZ RAGOLÍA - ABOGADA

Derecho de Familia: Cuota alimentaria


Al referirnos a la cuota alimentaria, hablamos de derechos humanos básicos de los niños, niñas y adolescentes necesarios para garantizarles un desarrollo integral y una vida digna, es por ello que requieren ser atendidos de modo prioritario y urgente.
El presente artículo, motivado por las preguntas recurrentes de nuestros clientes, está enfocado en el deber alimentario del padre o madre que no convive con su/s hijo/s, más allá de existir otros parientes a quienes puede reclamarse la cuota alimentaria (abuelos).
¿En qué consiste la cuota alimentaria a favor de mi/s hijo/s?
En proporcionarles los medios necesarios para que accedan a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social.
¿Cómo se conforma la cuota alimentaria?
Comprende todas las necesidades presentes y futuras del hijo menor, entre ellas: manutención (comida), educación, esparcimiento (práctica de deporte), vestimenta, habitación, asistencia, gastos por enfermedad y gastos necesarios para adquirir una profesión u oficio.
¿Hasta cuándo se extiende la obligación de prestar alimentos?
De acuerdo con las leyes vigentes, los alimentos se deben proveer hasta los 21 años, salvo que el hijo mayor de 18 años cuente con recursos suficientes para proveérselos por sí mismo, por ejemplo porque trabaja. Puede extenderse hasta los 25 años si el hijo se encuentra preparándose profesionalmente en un arte u oficio (estudiando).
¿Qué hago si el padre / la madre no paga los alimentos de mi hijo?
Puede consultar a su abogado e intentar llegar a un acuerdo extrajudicial o bien iniciar el proceso judicial correspondiente, donde será el juez quien fije la cuota alimentaria considerando las necesidades del hijo/a, como también las posibilidades y medios económicos del padre o la madre alimentante.
Si el obligado a pasar alimentos tiene bienes, en caso de incumplimiento, se puede trabar embargo sobre los mismos. Si trabaja en blanco es posible tomar igual medida con su sueldo.
De lo contrario, la situación es más complicada pero existe la posibilidad de solicitar medidas alternativas, como por ejemplo bloquearle la renovación del carnet de conducir; restringirle el acceso al club al que asiste; obligarlo a realizar tareas comunitarias, entre otras, siempre que así sea admitido y determinado por  el juez.

Por mayor asesoramiento puede contactarse telefónicamente (0336-4454371) o dirigirse personalmente a nuestro estudio jurídico, ubicado en calle Colón N° 70, San Nicolás.
Horario de atención: lunes a miércoles de 09.30 a 12.00 y 16.30 a 19.00 hs.
Dra. M. Florencia González Ragolía  - Abogada - T. 13 F° 61 - CASN